Un adiós mal presentado entre mis vértices.

viernes, 5 de septiembre de 2014

Dejadme que os diga,
que no pienso irme dejando huella,
ni queriendo que todo lo que he conseguido lo pierda al dejar todo por los truenos.

Hoy me voy,
y mañana seré libre,
tendré esa famosa libertad que tanto ansían trescientos días cargados de gloria,
y también de estrellas caídas al vaivén de mis recuerdos.

No espero réplicas a mi marcha,
ni tampoco libres albedríos que me vengan persiguiendo entre mis sueños,
sólo espero que sigáis viviendo entre mis líneas,
que ellas serán las que os echen más de menos.

Dicho esto desaparezco entre las fases de la luna,
entre los atardeceres bajo el roble,
o entre famosas esculturas que habéis creado en mi mente.

no os voy a echar de menos.

1 comentario: