Lo bonito de escribir.

lunes, 25 de mayo de 2015

Cuando tenía once años, acabé la saga Harry Potter. En aquellos tiempos, esa saga era el mundo donde yo me iba a soñar y no volvía hasta las tantas, cuando me hartaba de leer (que no lo hacía) y me metía en la cama, aunque fuesen las cuatro. Me acuerdo que al día siguiente de haberlo terminado, yo, iluso, me puse a escribir una carta a JK Rowling, sin saber su dirección (algo así a los Reyes Magos), pidiéndola que por favor continuase la saga, que se inventase algún malo maléfico sucedáneo de los principales de la saga, pero que por favor, lo hiciese.

Metí la carta en un sobre, y le dije a mi madre que la echase al buzón. Lógicamente, ella "lo hizo" y pasaron dos meses, si no recuerdo mal, y obviamente, la señora Rowling no me había contestado. ¿Qué hice? Me pregunté a mi mismo: Daniel, ¿por qué no continúas la historia tú, aunque sea inventándote a los personajes? Y esa fue la mejor decisión que tomé hasta ahora.

Comencé a escribir relatos (ahora llamados fanfics) de los hijos de Hermione y Ron, el como iban a Hogwarts, un malo maléfico resultado ser hijo del gran Señor Oscuro anterior andaba suelto por ahí, y blablabla. El caso, es que yo era feliz. Lo era porque daba rienda suelta a mi imaginación, me sentía bien conmigo mismo y no hay cosa más bonita que esa. No os voy a contar como fue la cosa, pues fue desastrosa, llegó un momento en el que flipaba con lo que había contado y volvía a borrar la mayoría de cosas.

Hace dos años, empecé a leer poesía, mucha, y muchos libros realistas y románticos, sí, sobre todo esto último, y en ellos me basé para continuar escribiendo, y escribí mucha, pero mucha poesía (o intento de ello) en todo este tiempo, al igual que me montaba mis películas románticas en la cabeza y ponía a Fulanito con Fulanita en un idilio muy bonito.

En resumen, escribir te hace feliz, hace que te sientas bien contigo mismo, y no hace falta hacer encuestas para saberlo. Es el mejor método de desahogue que existe. Si tú, la persona que me estás leyendo, aún no has escrito nada porque tienes vergüenza a que alguien lo lea y piense que lo has hecho mal, o simplemente, porque no te atreves, pruébalo, de verdad, no te vas a arrepentir.

Una vez hayas escrito algo con lo que te sientas a gusto al leerlo, ¡puedes pasárselo a amigos! y si a ellos les gusta, (que ya te digo yo que sí) ¡se lo pasarán a más gente! e incluso puedes publicarlo en redes sociales, ya sea blogger, twitter, facebook, e infinidad de ellos.

No pretendo que después de leer esta entrada todos queráis escribir y os pongáis como locos a ello (que ojalá), solo intento descubriros un poco lo bonito que tiene el escribir.

Un abrazo gigante, en este día muy literario.

— Dani.

17 comentarios:

  1. Dani, (soy Zoe la de instagram) me ha encantado la entrada y tienes toda la razón, tengo muchas historias empezadas pero siempre me he dicho que sirvo más para leer que para escribir, pero no sé tu entrada me ha animado a escribir y en cuanto tenga tiempo me pondré a ello.

    Pd: Sería genial poder leer esos relatos y/o poemas tuyos, besos ♥

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Hola Zoe! Muchísimas gracias por leerlo y ¡ya verás como te viene esa inspiración!

      Pronto lo leerás, <3

      Un abrazo.

      Eliminar
  2. (Intento II de escribir el comentario. La indignación está presente.)
    ¡Dani!
    He leído la entrada por la tarde, pero me he ido repitiendo que tenía que buscar un hueco para comentarla porque, jopé, estas cosas merecen reconocimiento y un (intento de) palabras bonitas.
    Yo creo que, conforme se crece, el escribir se puede convertir en algo más triste, aunque igual de liberador que siempre. O, aunque no se convierta en algo triste (yo misma, por ejemplo, tiendo a escribir más cuando soy feliz que cuando no), a lo que voy es a que, en mi opinión, no hay época en la escritura más feliz que aquella que se disfruta cuando eres un niñx.
    Por tanto, me alegra haber descubierto que tú también pudiste vivir esa magia (precioso el detalle de la carta a la señora Rowling, vaya.)
    También pienso que, el escribir, como el resto de las cosas que hacemos, define una parte de nuestra persona. Y a ti te ha convertido en una persona digna de conocer, Dani.
    Trece.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Hola!

      Sí, opino igual. A veces escribir te entristece, pero en ningún momento hace que te sientas inferior a todo el mundo, cosa que si le pasa a alguien, debería empezar a creer un poco más en sí mismo.

      No sé que decir con respecto a lo último. A ver si te veo ya, joder.

      Un abrazo.

      Eliminar
  3. Hola, me gusta mucho tu blog. Yo también tengo uno. Pásate y si te gusta sígueme¡¡ Un besazoo¡¡ nos leemos
    mimundosinlibros.blogspot.com.es

    ResponderEliminar
  4. ¡Qué entrada tan bonita, Dani! De verdad. Escribir a mí también me hace feliz. Es una parte muy importante de mí.

    Un saludo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Me alegro un montonazo al oír eso!

      Un abrazo.

      Eliminar
  5. Oh, qué persona tan maravillosa pareces ser. He leído esta pequeña entrada con una sonrisita en los labios. En serio, me gustó mucho como has expresado tus sentimientos. Muy tierno. :) Justo ayer escribí una entrada sobre una duda que me he planteado, relacionado con la creación literaria. A mí también me encanta escribir, y me he sentido muy identificada con todo lo que has dicho. En mi caso, no me gustaba leer poesía, pero no sé cómo se me dio por escribir. Escribía mucha poesía también. Y encima me he visto, asimismo, muy identificada con eso de imaginar historias de amor. Ohhh, creo que eso lo sigo haciendo. xDDDDDD Ya no leo tantas novelas románticas, pero no niego que el amor sigue surgiendo en mi mente. Qué más iba a contarte, ahhh sí!! Escribo, es verdad que intento escribir, pero mi caso es que... me da vergüenza publicar lo que escribo. Deberé realizar otra entrada planteando este segundo problema que tengo JAJAJAJAJAJA. Bueno, ya no me enrollo. En definitiva, hermosa entrada. Besos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Hola!

      Oh, pues que escribieses es súper genial, y hace que sobre todo te sientas identificado con las palabras que puedes llegar a crear con tus manos. ¿Te da vergüenza publicar lo que escribes? ¡Prueba a publicarlo! No se pierde nada, hazme caso.

      Muchísimas gracias, un beso.

      Eliminar
  6. Hola! Preciosa la entrada Dani. La verdad es que tienes razón en todo, a mi me encanta escribir todo lo que se me pase por la mente aunque luego me de cuenta que no esta bien escrito o algo pero en ese momento en el que plasmo mis ideas en papel siento una felicidad inmensa y me siento super bien conmigo misma. Gracias por la entrada.

    Besos!♥

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. No hay de qué, ¡me encanta que te guste escribir!

      Un beso.

      Eliminar
  7. Con retraso, pero te he nominado al Tag Sugestoes. Espero que te pases a hacerlo http://elrincondelaspaginas.blogspot.com.es/2015/05/tag-sugestoes.html

    Un saludo ^^.

    ResponderEliminar
  8. Hola! Acabo de conocer tu blog y me quedo por aquí, me parece súper original y me encanta:)
    Te invito a pasarte por el mio.
    Un besito <33

    ResponderEliminar
  9. Me ha parecido muy bonita la entrada :3 me he sentido muy identificada con lo que cuentas, ya que yo, aunque no fue con Harry Potter (todavía no me he leído ninguno de los libros y LO SÉ, sé que es un sacrilegio pero en cuanto pueda los leeré, o eso espero), sí que empecé a escribir de alguna forma "copiando" muy cutremente los libros de aventuras que me leía. Al acabar cada libro que me encantaba siempre pensaba, ¿y por qué no puedo yo crear una historia así de chula? Y lo intentaba, aunque no lo conseguía. Ahora, muchos años después, sigo escribiendo y me sigo divirtiendo como al principio. Me parece increíble el simple hecho de poder crear algo de dónde no había nada, algo que incluso pueda expresar todo lo que eres.
    Con esta entrada he descubierto tu blog y desde luego que lo voy a seguir leyendo ^-^
    Un saludo :)

    ResponderEliminar