Paris, mon cheri

lunes, 16 de noviembre de 2015



Esto fue escrito el día 14 de noviembre de 2015.


A lo largo de lo ocurrido ayer en París, el mundo se ha vuelto aún más caos de lo que ya era antes de la catástrofe. Bien se ha visto el alcance de la maldad humana cuando recién entrada la noche se podían escuchar los llantos de todas esas personas que sabían que habían perdido a alguien sin estar alrededor de la escena. Ayer, la mayoría de personas nos entristecimos y pudimos comprobar el rango de esta gente, de los que todo el mundo llama yihadistas por la religión que cursan mientras que realmente la religión no tiene nada que ver con este tipo de actos.

El terrorismo no tiene religión, meteos eso en la cabeza de una vez. Meter a todos los musulmanes, budistas, judíos y cristianos en un mismo saco para denominarlos terroristas no es cierto. En ningún libro religioso ya sea la Biblia, el Corán o cualquiera, se dice que matar a personas en nombre de un Dios está bien. Pensaros bien qué decir y a quién insultar por estas atrocidades que se hacen por puro entretenimiento. 

Y tened un poco de empatía y poneos en la piel de alguien que está sufriendo la pérdida de un ser querido. No quiero pensar que el mundo ya está perdido por esta clase de gente sin cerebro que lo único que quiere es llamar la atención. Por favor, tened empatía y rezad o pensad por París, por Japón, por todo el dichoso mundo en el que vivimos.

Y vosotros, ¿qué opináis?

— Dani.

8 comentarios:

  1. Gran entrada Dani, a la que poco se puede añadir porque tienes razón y está todo dicho y bien dicho. La cuestión entonces no es decir las cosas, es hacer entender a la gente el sentido de lo que dices. Y convencerles. Pero para algunos es más facil matar que convencer. No tienen argumento.

    pd. Creo que lo de Japón fue un malentendido, pero el que la gente en un país (el que sea) esté bien y a salvo no es motivo para negarles nuestro deseo de que sigan estando bien y a salvo. :)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Exacto!

      Además, ilusos nos olvidamos de que vivimos en una sociedad racista que a la mínima están echando la culpa a la religión.

      PD. Lo de Japón era por lo del terremoto :D

      Un saludo.

      Eliminar
  2. Poco puedo añadir porque creo que lo que hay dicho es cierto. Yo soy la primera que se unió al apoyo ante el atentado pero no podemos olvidar que cada día mueren víctimas del terrorismo en Siria y en otras partes del mundo, esas personas también merecen apoyo. Ojalá esta muerda de guerras terminen algún día....
    Un beso^^

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Completamente de acuerdo. Se debe de poner fin a este tipo de barbaries que ocurren en casi todos los países tercermundistas del Oriente.

      Un saludo.

      Eliminar
  3. ¡Hola!
    Soy nueva por aquí, pero me ha gustado tu blog y me he puesto a leerlo entero casi, casi jajaja. Y bueno, como nos pedías la opinión, qué mejor que empezar a comentar ahora.
    Estoy totalmente de acuerdo contigo: no se puede culpar a toda una religión por las atrocidades de unos pocos. Pero también creo que hay algo más allá. Mucho más allá, en realidad. Que no es sólo lo que nos cuentan las noticias o lo que podemos averiguar por twitter (sin ir más lejos, mira cómo respondió Francia tras los atentados, bombardeando Raqqa como "represalia", hay que joderse) y demás redes sociales, y que no nos están atacando aleatoriamente sin ningún motivo ni justo ahora porque sí. Simplemente creo que hay más razones, más secretos detrás, que obviamente no sé. Pero bueno, habrá que investiar más.
    O simplemente pasar del tema, ser egoístas y centrarnos en nuestras propias vidas porque, quizá, lo que podamos descubrir se nos escape de las manos (omg, ha sonado súper paranoico, en realidad yo no soy así siempre eh. xDDDD)
    Un saludo! :)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Bienvenida al blog!

      Y como tú dices, hay mucho más allá.

      Un abrazo gigante.

      Eliminar
  4. Es muy triste que la razón por la que nos paremos a pensar y a fijarnos en lo que pasa en el mundo a nuestro alrededor sea cuando ocurre una catástrofe cerca de nosotros. Como dices, rezar o pensar en París está bien, pero ¿qué hay de Siria, y toda su gente inocente? Ninguna vida debería ser más importante que otra, al igual que la religión no se debería condenar por un grupo de fanáticos crueles que ya han olvidado hasta lo que defendía su dios. Solo espero que poco a poco se vayan solucionando las cosas, aunque todo apunte en la dirección opuesta.
    Un saludo.

    ResponderEliminar